percentiles_bebe

¿Qué son y cómo se interpretan los percentiles?

Seguro que muchos de vosotros, cuando vais al médico con vuestros bebés, habréis escuchado al médico hablar de los percentiles: “tu hijo está en el percentil 50”. Pero, ¿sabéis realmente qué significa o a qué se refiere con percentiles?

Los percentiles son unas tablas de medida que permiten valorar el estado de un niño en cuanto a su crecimiento en relación a un rango estándar. Los parámetros que se miden son el peso, la estatura y el diámetro de la cabeza. Los percentiles son utilizados especialmente los primeros años de vida.

Una vez tomadas las medidas, se comparan con las que se consideran normales para niños de la misma edad y sexo. En el cálculo de percentiles, el resultado 50 sería la media. Por tanto, si un niño se encuentra en un percentil 50, significa que pesa y mide los mismo que el 50% de los niños de su mismo sexo y edad, es decir, estaría en la media.

Por encima del percentil 97, estarían los niños excesivamente altos o gordos, mientras que por debajo del percentil 3 se situarían los niños muy bajos o delgados. Lo importante en este caso será crecer y engordar de forma regular en torno a un mismo percentil.

Hasta hace unos años, los percentiles tomaban como referencia una población infantil reducida, del mismo ámbito geográfico y no se distinguía entre bebés alimentados con leche materna de los alimentados con leche de fórmula.

Sin embargo, la OMS, consciente de que estas tablas podían no reflejar la situación real de un niño y que podían interferir en el cuidado y salud de los mismos, decidió hacer un estudio mucho más amplio, seleccionando una población mayor que incluyen a niños de diversas etnias y procedencias y diferenciando bebés alimentados con leche materna o con leche de fórmula.

Deja un comentario