La realidad virtual, hará frente a algunos tratamientos médicos

Para estar mejor a nivel físico ante un procedimiento o tratamiento médico ayuda mucho encontrarse relajado a nivel psicológico.

Son muchas las veces que intentamos imaginarnos felices en la playa o la montaña para afrontar de una manera más sosegada una situación que no nos gusta.

La medicina ha hecho uso de este poder de la imaginación y son ya varios los centros hospitalarios que están empleando la terapia con realidad virtual (RV) para ayudar a los pacientes a evadirse temporalmente, frente a un difícil tratamiento o proceso quirúrgico.

La RV crea en la persona la sensación de estar inmersa en otro entorno al incluir imágenes virtuales hiperrealistas a través de la realidad aumentada o de vídeos en 360 grados.

Gracias a esta estrategia, los pacientes pueden disfrutar de diferentes aplicaciones según sus edades y preferencias: expediciones por tierras africanas, entornos de relajación, viajes por el espacio, recorridos por el fondo marino, o contenidos lúdicos infantiles, por ejemplo.

Forma parte de una iniciativa de humanización de la asistencia sanitaria que repercute, además, no sólo en beneficios para el paciente (más calma, mayor relajación durante el tratamiento o la técnica invasiva, distinta percepción del tiempo y menor percepción del dolor) o en los familiares, sino que también supone para los profesionales médicos una mayor satisfacción, sabiendo que el paciente mejora su percepción de todos esos parámetros.

El paciente podrá relajarse, guiado por su terapeuta, ayudándoles a conectar con sensaciones placenteras mediante el uso de las gafas de realidad virtual, con la posibilidad de realizar actividades distractoras mediante estímulos visuales, sin necesidad de realizar movimientos físicos complejos o dolorosos, disfrutando de viajes virtuales personalizados.

Deja un comentario