La importancia de los cambios de postura en los pacientes encamados

Contar con un servicio de asistencia sanitaria domiciliaria es fundamental, especialmente cuando el paciente se encuentra en cama, ya que necesitan cuidados especiales. Un cambio de postura de manera periódica es esencial para evitar dolores y la aparición de úlceras. Pero los mismos deben hacerse de manera segura, por eso es importante contar con la ayuda más cualificada para llevar a cabo este proceso.

Cambios de posturas seguras en personas enfermas y dependientes

Cuando una persona pasa demasiado tiempo en cama, el peso de su cuerpo ejerce una presión en algunas zonas del mismo quedando dañadas. Ahí es cuando aparecen las peligrosas y dolorosas llagas. Para evitarlo y mejorar la calidad de vida del paciente, es necesario cambiarlos de postura cada cierto tiempo. De esta manera, el peso se cargará en distintos puntos.

Los riesgos de no hacerlo o de ejecutar el cambio postural de manera inadecuada son varios. Se pueden provocar caídas, daños en las articulaciones del paciente e incluso daños en los tendones, espalda y músculos del cuidador. Además, el protocolo de los cambios de postura conlleva otras cuestiones que son clave. Por ejemplo, una cama que no tenga arrugas es primordial para evitar heridas en la piel del paciente que se encuentra en cama o con dificultades para moverse. También se debe cuidar la piel del enfermo y controlar sus drenajes en caso de que los tuviera. Por estas razones y otras muchas, es conveniente que los cambios posturales sean realizados por un cuidador profesional.